¿Cómo reconocer un orgasmo masculino?

Son mucha las personas las que cuando están haciendo el amor con su pareja, pueden tener serias dudas sobre si esta ha llegado o no al orgasmo. El motivo más frecuente para mentir sobre esto es no desanimar a la otra persona, aunque lo cierto es que lo único que haremos, sobre todo si se repite, es crear un problema más grande. En el caso de los hombres, cuando llegan al orgasmo expulsarán una cierta cantidad de semen. Por esta razón, para saberlo con certeza, tan solo habrá que analizar el semen. Podemos pedir que lo comprueben delante de nosotras. Otro truco muy característico es analizar el estado del pene en el momento en el que se acaba con la práctica sexual; por lo general, el aspecto del mismo debería de haber pegado un bajón considerable. Ahora bien, en el caso de la mujer la cosa no está tan clara.

¿Cómo reconocer un orgasmo femenino?

En el caso de los orgasmos femeninos, la cosa se complica bastante. Y es que algunas mujeres son capaces de fingir el orgasmo de una manera prácticamente profesional, lo que nos puede llegar a confundir. Sin embargo, existen algunos trucos que permiten saber si ha llegado o no al orgasmo:

  1. Contracción de las paredes de la vagina: La vagina, al igual que el pene, experimentará una retracción en el momento en el que ha pasado un minuto después del orgasmo. Si tenemos mucha prisa por salir de ella o si ella es la que tiene prisa, es posible que nos quiera ocultar que realmente no ha llegado al clímax.
  2. Eyaculación: No todas, pero sí que es cierto que algunas mujeres pueden eyacular en cierta medida. Este también es un indicativo infalible.

En cuanto a saber si nosotras mismas hemos llegado al orgasmo, debes de saber que lo identificarás cuando lo consigas. Y es que estamos hablando de una de las sensaciones más placenteras que experimentaremos a lo largo de nuestra vida, por lo que te darás cuenta si o si.

¿Y qué hacer si no se llega al orgasmo?

Aceptación

Lo primero que tendremos que hacer es aceptar que no hemos podido llegar al orgasmo y en vez de mentir, podemos comunicarle el problema a nuestra pareja. El hecho de callarse y mentir puede pasar en la primera vez pero a la larga, lo único que conseguiremos es ponernos nerviosos cada vez que queramos tener relaciones sexuales, algo que provocará el mismo problema una y otra vez.

Presta atención a los preliminares

Muchas veces el principal motivo de que no se alcance el orgasmo es que no se le dedica el tiempo suficiente a los preliminares o bien que no se realizan de la forma correcta.

Podéis probar con cosas nuevas: por ejemplo, podéis ir a un sexshop o bien navegar previamente en un sexshop online por si os da algo de vergüenza, para encontrar algo que os llame la atención y con lo que realmente os vayáis a sentir cómodos para poder integrar en nuestras relaciones.

Dentro de la juguetería erótica para iniciados, uno de los productos que se nos presentan para empezar son los vibradores. Tenemos que dejar a un lado todas nuestras ideas preconcebidas (como que por ejemplo, es un sustituto del pene del hombre) y verlo como un complemento.

También podemos probar artículos como un lubricante anal, para abrirnos a nuevas experiencias o cualquier tipo de juguete erótico que realmente nos atraiga. El único límite lo ponéis vosotros.

Cambio de situación

También es posible que os hayáis acostumbrado a acostaros siempre en el mismo sitio, en vuestra cama de matrimonio y es que el hecho de innovar de vez en cuando puede ser la clave que devolverá la “chispa” a la relación de pareja. Podéis probar a buscar algo de tiempo a iros de escapada a un hotel romántico o ser algo más “pícaros” y hacer el amor en un lugar público, pero con la precaución de que no haya nadie por los alrededores. A veces, un simple cambio, puede ayudarte más de lo que crees.

Ayuda profesional

Pero si nada de lo anterior funciona; si lo habéis probado todo y aún así, alguno de los dos, o los dos, no alcanzáis el orgasmo, quizá haya llegado el momento de acudir a un profesional para que nos pueda dar la ayuda que hemos estado buscando. Es posible que el problema que tengamos para al orgasmo o de disfunción eréctil tenga un motivo psicológico, por lo que tendrá que ser tratado de la forma correcta, de lo contrario, no habrá ninguna mejoría. Ahora ya sabes cómo identificar el orgasmo y qué hacer si no se consigue.