Carrito  

Ningún producto

0,00 € Transporte
0,00 € Total

Confirmar

Categorías

envío gratis sexshop online

¿Sexo durante el embarazo?

Publicado el : 10/10/2017 11:17:17
Categorías : Pareja

¿Sexo durante el embarazo?

Tristemente, en pleno siglo XXI, hablar de relaciones sexuales durante el embarazo todavía es un tema tabú o está lleno de falsos mitos. Durante la penetración, algunos hombres tienen miedo de hacer daño al bebé que está dentro de la barriga o afectar, de alguna manera, a su formación. Hay que aclarar que el bebé está muy bien protegido y en un estado ingrávido dentro de su piscina protectora llena de líquido amniótico, protegido por la matriz de la madre y reforzado por las paredes del abdomen. Es imposible hacer daño al bebé manteniendo relaciones sexuales. Además, el sexo durante el embarazo incluso resulta beneficioso, ya que permite que los bebés se oxigenen más gracias al aumento de riego sanguíneo durante el coito y reciben un agradable balanceo dentro del útero debido a los movimientos pélvicos. Por tanto, el sexo durante el embarazo puede ser un placer tanto para madre como para bebé.

 

El deseo sexual de la madre

 

Desgraciadamente, y también debido a los tabús que hay acerca de las relaciones sexuales durante el embarazo, muchas mujeres embarazadas se reprimen el aumento de deseo sexual -causado por los cambios hormonales- pensando que les pasa algo malo y poco habitual. Cada persona es un mundo y cada pareja también, pero hay que tener claro que la intimidad sexual es una parte normal y saludable en una relación afectiva y que tiene que seguir así -mientras el profesional de la salud de referencia no diga el contrario- durante cualquier embarazo de bajo riesgo.

 

El segundo trimestre, el más activo sexualmente

 

Hay que tener en cuenta que cada mujer y cada embarazo es un mundo, pero los especialistas suelen coincidir que en el primer trimestre de embarazo hay una disminución del deseo sexual porque la mujer se está acostumbrando a la nueva situación y puede tener náuseas, cansancio y malestar. En cambio, en el segundo trimestre, el deseo sexual suele aumentar con los cambios hormonales porque el embarazo ya está consolidado y coincide que hay más flujo sanguíneo que se dirige al área pélvica y que puede aumentar la capacidad de tener un orgasmo femenino. Pero, en el tercer trimestre, cuando se acerca la fecha del parto, el deseo vuelve a bajar por los malestares propios de un embarazo ya avanzado, la barriga ya pesa y la madre sufre más cansancio y molestias. Es por eso que las posturas se tienen que ir adaptando al crecimiento de la barriga y a la comodidad de la madre. También se tiene que tener en cuenta que los pechos están creciendo y están muy sensibles y muchas veces a la madre no le resulta agradable que se los acaricien.

 

Casos en los que existen contraindicaciones

 

Es importante recalcar que siempre hay que seguir los consejos del médico o la comadrona. Existen algunas circunstancias en que el sexo puede ser peligroso en algunos meses de la gestación o durando todo el embarazo. Estos casos son si hay antecedentes o riesgo de aborto espontáneo o de parto prematuro, sangrado, pérdida de líquido amniótico o rotura de la bolsa, placenta previa, cuello uterino incompetente o es un embarazo de alto riesgo. En estos casos lo más posible es que el personal médico prescriba a la madre reposo relativo o absoluto y le informe de que las relaciones sexuales no están recomendadas.

 

Ayudar a que llegue el gran día

 

Aunque no está del todo demostrado, se dice que cuando el embarazo está a punto de llegar al final un coito con penetración y orgasmo puede dar un empujón al trabajo de parto. El sexo puede facilitar que lleguen las contracciones, tanto por las contracciones uterinas del orgasmo de la madre como por las prostaglandinas que contiene el semen. Es por eso, que muchas madres cuando están a término y ven que no llega el gran día del parto les recomiendan mantener relaciones sexuales con su pareja. 

Así que nuestras recomendaciones son: fuera complejos, disfrutad del sexo con vuestra pareja durante el embarazo – salvo embarazos de riesgo – y seguid vuestro deseo y vuestro instinto sexual. ¡Disfrutad ahora de estos preciosos momentos de intimidad, pues tras la llegada de bebé os será más difícil encontrarlos!

Share

Añadir un comentario

 (con http://)