Carrito  

Ningún producto

0,00 € Transporte
0,00 € Total

Confirmar

Categorías

envío gratis sexshop online

Cambiando la rutina: sexo anal

Publicado el : 19/06/2018 10:26:38
Categorías : Pareja , sexo anal

Cambiando la rutina: sexo anal

¿Quieres comenzar a practicar el sexo anal y no sabes cómo? ¿Tienes dudas, miedos o inquietudes que te da vergüenza preguntar? En este artículo desarrollaremos una serie de pautas y consejos a seguir para adentrarnos en la práctica del sexo anal y romper con la rutina diaria, ya seas hombre o mujer ¡este artículo te va a interesar!

1º ¡Fuera el miedo! El miedo, los nervios y la tensión son tus mayores enemigos, ya que si no estamos relajados y cómodos dificultaremos la tarea de la penetración ¿Cómo luchamos contra los nervios?

-          Háblalo con tu pareja: La información genera tranquilidad y por ello tenemos que estar seguros de que nuestra pareja conoce nuestras intenciones y está en la misma sintonía que nosotros, de este modo podéis prepararos e informaros juntos sobre esta práctica y analizar los pros y contras que conlleva.

-          Crea un ambiente adecuado: Para iniciarse en la práctica del sexo anal se necesita, como ya hemos mencionado anteriormente tranquilidad y mucha paciencia, por lo que hay que procurar que el lugar para practicarla sea íntimo, asegurarse de que no habrá interrupciones y sobre todo no te pongas hora límite, si tienes alguna cita planeada para después lo mejor será cancelarla o dejarlo para otro momento, el sexo anal necesita ¡Mucha paciencia!

2º Prepara tu cuerpo: Tenemos que tener claro la función para la que está diseñado el orificio anal, por lo que para no llevarnos ninguna sorpresa desagradable te aconsejamos que sigas los siguientes pasos:

-          No comas antes de realizar el sexo anal: Es aconsejable no comer unas 8 horas antes para asegurarte de que ya has realizado la digestión. Este punto parece muy difícil de llevar a la práctica, pero recordamos que son consejos y que cada uno es libre de llevarlos a cabo o no, si vemos que este consejo nos es imposible de realizar tampoco nos tenemos que agobiar, poco a poco con la práctica cada uno iréis encontrando la mejor manera de estar preparados para dicha práctica.

-          La higiene es importante: como decíamos antes tenemos que ser conscientes de la función real del esfínter por lo que debemos cuidad la higiene al máximo. ¿Cómo lo hacemos? Tenemos que realizarnos una limpieza profunda con un enema anal justo antes de realizar la penetración anal, en nuestra tienda erótica, amordegoma.com, hay multitud de enemas y dispositivos para la ducha de limpieza anal que pueden facilitarnos mucho esta tarea ¡Echa un vistazo!

*Importante: Se recomienda el uso de preservativos ya que por mucho que cuidemos nuestra higiene siempre existe el riesgo de contraer alguna infección, sobre todo no realice la penetración vaginal o el sexo oral después de realizar el sexo anal sin antes haber lavado la zona concienzudamente.

3º Ten a mano todo lo que necesites: Si, para realizar el sexo anal de una manera no brusca vas a necesitar una serie de objetos: Un dilatador anal y un lubricante, a ser preferible anal.

-          Dilatador anal: Aunque también se puede usar como dilatador un consolador, lo suyo es que se utilice un dilatador específicamente para la zona anal como los que tenemos en nuestro sexshop, la característica principal es la forma de éstos. Para que el ano se vaya dilatando estos consoladores comienza siendo estrechos para luego poco a poco ir aumentando su grosor, de tal manera que la dilatación es continua y no forzada creando así una apertura adecuada para la penetración. También existe la opción de adquirir una serie de consoladores de menor a mayor tamaño diseñados para la dilatación anal, si nos cuesta comenzar con uno más grande o tenemos problemas para dilatar este sería una muy buena opción a tener en cuenta, entra en nuestra tienda erótica, pregúntanos y elige el que mejor se adapte a tus necesidades.

-          Lubricante anal: Al igual que el dilatador, aquí también podemos usar un lubricante normal para el sexo anal, pero os recomendamos un lubricante específico para la zona ya que lo que hacen estos lubricantes, aparte de lubricar, es relajar el ano y que sea más fácil la penetración ya que nos encontramos con una menor resistencia. Ahora sí, elijamos un lubricante normal o un lubricante anal aconsejamos que sea con base de agua para una mejor penetración. El lubricante no puede faltar nunca en una penetración anal, es imprescindible ya que el ano, a diferencia de la vagina, no está diseñado para lubricar por lo que esta parte la tenemos que suplementar nosotros.

Espero que os hayan servido los consejos de nuestro artículo, si tenéis alguna duda no dudéis en dejar un comentario y os responderemos con la mayor brevedad. Amor de goma os desea unos ¡felices juegos anales!

Entradas relacionadas

Share

Añadir un comentario

 (con http://)